La historia de Fantastic Negrito: lo intentó todo, estuvo al borde la muerte y el aliento de su hijo lo llevó a volver a probar suerte

October 25, 2020

Fantastic Negrito singing

La vida de Xavier Dphrepaulezz tiene suficientes elementos como para una serie biográfica, en lo posible de más de una temporada. El hombre detrás del alias Fantastic Negrito nació en una familia de catorce hermanos, se fugó de su casa a los doce años y vendió drogas en las calles de Oakland hasta que decidió huir a Los Ángeles en busca de un futuro en la industria musical. Alentado por un ex manager de Prince, grabó un álbum con su nombre de pila como alias artístico, pero el destino le fue esquivo. Cuando todo parecía que podía marchar, un accidente automovilístico lo dejó en coma por tres semanas en 1999, y logró salir vivo del hospital, pero con movilidad reducida en su mano derecha.

Sin contrato discográfico, se encargó de tener un club nocturno clandestino hasta que la policía lo clausuró, y cuando nada parecía indicar que la música estuviese dándole una segunda chance, el interés que le despertó a su hijo escucharlo tocar la guitarra fue el combustible necesario para su regreso. Bajo el alias Fantastic Negrito, Dphrepaulezz arrasó en un concurso para nuevos talentos de la radio pública norteamericana NPR y eso le dio aliento suficiente para volver al ruedo. Así, a sus cuarenta y ocho años, grabó el primer álbum de su nueva etapa, The Last Days of Oakland, una lectura condensada de todas las ramas posibles de la música negra en un solo disco que le valió un Grammy por Mejor Álbum de Blues Contemporáneo en 2017.

Su siguiente disco, Please Don't Be Dead, repitió el éxito (y los premios adquiridos) de su predecesor, que presentó en la Argentina en marzo del año pasado. Fantastic Negrito tenía pensado seguir en la senda con su tercer opus, Have You Lost Your Mind Yet?, publicado en agosto, pero la pandemia obligó a poner en pausa esa expansión. Así y todo, Dphrepaulezz asegura haber convertido el aislamiento en un motor creativo. "Creo que es mi instinto de supervivencia", le dice a LA NACION. "Siempre hubo un obstáculo en todo lo que hice".

Click here for the article


Join #negritonation